Bienvenidos a mi blog

BIENVENIDOS A MI BLOG, ESPERO QUE LES GUSTE
gadgets para blogger
"Pensé que se podía hacer de alguien un mundo, lo único que necesitabas. Tal vez esa persona no se merecía ser un mundo"

31 de diciembre de 2010

Me resulta tan deprimente, tan horrible, tan asqueroso no sé ni como expresar cómo me siento pues odio tener que confesarlo pero no recuerdo su voz... Intento recordarlo en mi mente cuando voy a dormir y no me acuerdo. Pero tengo un propósito para empezar bien este 2011 con él aunque sea un año pésimo, le voy a decir que quiero estar igual de bien que antes con él, que le echo de menos, como amigo que le necesito, que me apoye, que me ayude...
Así que mañana, marcaré su número, se lo diré y que pase lo que pase.

Feliz año nuevo 2011

Hola, una vez más os voy a dejar un texto bastante cortito pero nada que ver con los anteriores. Simplemente felicitaros este año nuevo, que lo disfruteis mucho porque os lo mereceis. A mi no me ha llegado el mensajito de quiero un 2011 contigo de la persona que yo quería pero muchas personas me lo han dicho y se lo agradezco porque me ha hecho sentirme especial. Me he atragantado con las uvas y he terminado comiéndome todas en la novena campanada, además preveo un año pésimo porque no me gusta este número o puede que simplemente no tenga ganas de cambiar de año porque el 2010 me ha gustado bastante quitando los últimos tres meses que han sido horribles y seguramente los primeros del 2011 sean iguales por el mismo tema...
Decirle a todas esas personas que he tenido y conocido en el 2010 que gracias, que algunas me habéis llegado mucho y que os tengo un gran aprecio, que espero pasar muchos fin de año con vosotros. También ha habido personas que por unas circunstancias u otras he conocido más este año después de haber pasado muchísimos con ellas y se lo agradezco en especial a esa personita que me ha ayudado muchísimo.
Os recuerdo otra vez que si alguien quiere que hable sobre algún tema en especial que me lo digáis, que no muerdo, ya no (broma).
Gracias por leerme y un saludo. 

30 de diciembre de 2010

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! Ojalá pudiera gritar, gritar de odio, de rabia, de impotencia, de no poder hacer ya nada. Joder, ¿en qué momento nos hemos distanciado tanto? ¿En qué momento se te congeló el corazón y dejaste de hablarme? ¿En qué momento mi vida se sumió en la oscura noche? Que sn ti no puedo, no puedo seguir y tú, asqueroso tú, no lo entiendes. Que necesito cada día tu voz otra vez en mis oídos, tus te amo, tus te he echado de menos, tus para siempre mía. ¿A caso no tengo derecho a ello? No, supongo que no y no soporto ver como rehaces tu puta vida porque en ella no estoy yo. Y estoy harta de decírtelo y que tú pases de mi, que me estoy arrastando demasiado por ti pero no puedo evitarlo... Te quiero.

27 de diciembre de 2010

¿Qué ocurre cuando te das cuenta que de lo que has estado enamorada tanto tiempo era una simple mentira? Algo temporal, que no te apenas nada. La verdad, ya no creo en el amor pues creo que el amor es algo que no existe simplemente es algo que está en nuestras cabezas. Que si nos "enamoramos" es porque nosotros mismos lo hemos querido, nuestra cabeza lo ha pensado y ha dicho: "tengo que enamorarme de él". Yo al menos, lo entiendo de esta forma y me da igual lo que vosotros penseis porque esta es mi opinión. Muchos dicen que son felices porque están enamorados, pero puedes estar enamorado y no ser feliz pues cuando uno está enamorado también sufre, sufre incluso más que cuando no lo está. Escribo estas líneas pensando en él, en lo que pudo haber sido pero ya no espero nada, le he olvidado pues "ya no creo en el amor" y si algún día mi cabeza se vuelve tonta otra vez y decide "enamorarse" me costará asimilarlo, pero yo siempre fiel a lo que pienso acabaré aceptándolo.


Por último, quiero deciros que no es bueno querer a una persona mucho más de lo que quieres a tu propia familia, no es bueno porque no sabes si lo tendrás siempre o si te hará daño así que os doy un consejo: querer y dejar ser queridos por las personas que creaís necesarias, no a la primera que pasa por delante. 

20 de diciembre de 2010

Ya no lloro, ya no sufro, ya no siento. Has apagado en mi todo lo que un día encendiste, ¿qué lo sientes? No me basta, nada me basta pues no me puedes devolver todo ese tiempo que me robaste, todo ese tiempo imposible perdido contigo.
No me eches de menos, no me quieras, no nombres mi nombre cuando estés mal o te sientas solo porque no tienes derecho a nada de eso. No tienes derecho a seguir pensando en mi, simplemente olvídame, destruye cada momento nuestro, cada recuerdo, cada foto que un día fue algo porque yo admito que aún no te he olvidado pero tengo seguro que lo haré y en mi mente no quedará lugar para ti. Demasiado tiempo, demasiado tiempo queriendo algo que nunca se haría realidad, date la vuelta y vete por donde has venido porque hoy no tengo ganas de amar, no a ti.

19 de diciembre de 2010

Siempre he querido controlar el tiempo. Poder parar cada momento, detenerme en un pequeño instante y quedarme ahí para siempre pues es ese momento, es mi momento. Instantes insignificantes para algunos y grandes para otros, grandes para mi porque cada momento que ha pasado ha sido único y me gustaría poder vivirlos otra vez como si fuera una repetición pero lo imposible siempre seguirá siendo imposible, no puedo cambiarlo.

18 de diciembre de 2010

Un escalofrío más me recorre el cuerpo pues acabo de saber que tú me quisiste con todo tu cuerpo, que me echas de menos dices, eso se dice antes... ¿no crees? Han sido demasiadas noches llorando por ti, ahogando gritos de dolor en mitad de la noche y ahora me vienes con esas. Lo siento, te quiero pero no puedo volver a caer en la tentación.
Ya no me queda más que llorar por él, solo puedo expresar mi rabia en un papel.
Y ni siquiera eso, pues esto no es un papel, el papel se arrugaría, lo terminaría rompiendo por el asco que te tengo. Gracias por cada día hacerme más feliz de odiarte tanto, y sigo manteniendo lo que dije: espero que no ames, que sufras todo lo posible, que te rompan el corazón todo lo que puedan. Crueles palabras, lo sé pero es por no decir simplemente que deseo que te mueras, que dejes este mundo y dejes ser felices a los demás pues has jodido demasiadas vidas en tan poco tiempo...
"Te quiero, te quiero tanto, daría mi vida por ti". Me duelen, me duelen esas palabras, me duelen más aún no recordar tu voz y verme como una estúpida intentando recordarlo cada día en mi mente con negativos resultados.
Verdaderamente en este cuento absurdo ya no espero príncipes azules o del color que sean para que vengan a rescatarme y a hacerme feliz comiendo perdiz pues simplemente no existen.
Otra vez tú, otra vez esa sensación, otra vez volver a sufrir, otra vez esos momentos de silencio, otra vez...
Porque lo odio, odio cuando te callas, cuando no me hablas, lo odio pero no quiero odiarlo porque sé que en el fondo te odio a ti y no quiero odiarte porque aún te quiero, te quiero tanto que hasta me duele. Y puede que por eso te odio, por todo el daño que me hace quererte. Pero es tan duro levantarse una mañana y decir: "ya no le quiero, he conseguido olvidarle, simplemente le odio" y que luego vengas con esa carita tuya que tanto me encanta y darme cuenta de que son falsas esperanzas. Pero estoy intentando superarlo, ya no lloro cada noche por ti, no me importa cerrar tus conversaciones sin hablarte, no muero si no te hablo un día y lo más importante es que ya no me pongo celosa con cada una que hablas. Simplemente el olvido lleva tiempo, "olvido" si se le puede llamar así porque sinceramente no se olvida, se pierde en la memoria pero no se olvida, el ser humano todavía no está preparado para olvidar, como esa frase: "el olvido es el nombre que le ponemos al no querer recordar" pero realmente recordamos. El amor te vuelve estúpido dicen y es verdad, lo he comprobado por mi misma pues por ti he hecho tonterías que ni yo pensé que era capaz de hacer por una persona. "Eres mi vida, estaré contigo para siempre" y al instante mi corazón se rompió en mil pedazos.Gracias por después de haberte dado tanto, joderme la vida, hundirme es la más asquerosa de las miserias con tan solo quince años. Espero que no vuelvas a amar, a ser feliz pues no tienes corazón y no sabes más que hacer daño.
Tú que me has hecho tanto daño, tú que te has reído tanto de mi, esto va para ti.
Y lo estúpida que te puede volver el amor, no ves la realidad sino lo único que quieres ver es su cara, tenerle entre tus brazos y lo únitil que resulta intentarlo sin poder hacerlo realidad. El amor te vuelve estúpida, te hace todo el daño que puede y sigues ahí enamorada de él, pero es algo que no se puede evitar pues supongo que tú no eliges de quién te vas a enamorar pero cuando ocurre tienes que hacer frente a las cirsunstancias.... a sufrir por esa persona.

17 de diciembre de 2010

Mi amor, hoy me di cuenta de todo, lo mucho que me quisite. ¡Qué difícil fue creerlo! Pero lo logré, logré no llorar cuando lo descubrí pues a pesar de todorepeto tu decisión... ¿Amigos? Siempre, pero no quiero volver a enamorarme de ti, por favor, no vuelvas a hacerme sufrir como me lo hiciste.

16 de diciembre de 2010

Estabas siempre presente en mi vida, durante mucho tiempo la has ido llenando poquito a poco, pero hasta ahora no me había dado cuenta de que estás ahí y lo siento porque he descubierto en ti una persona maravillosa.
Gracias por hacerme tan feliz, solamente a tu lado.

ÉL, ÉL Y ÉL.

Querida vida mía, me pregunto ¿cómo coño pude estar contigo? ¿Tan sólo eres un estúpido más que no sabe valorar? En serio, me arrepiento de haberte dado más de dos meses de mi vida. Te amo, te amo... que bonito decirlo si no se siente, ¿verdad? Estúpido, ahora ¿quién te va a querer como yo te quise? Nadie cariño, nadie...
Cuando te arrepientas volverás a mi, lo sé, soy lo mejor que has tenido y parece que voy de superior pero es la simple verdad. Ahora sufres, antes fui yo la que sufrí. Aunque me cueste negarlo siempre te tendré cariño pero no dejo de odiarte por el daño que me hiciste.
Gracias, me has enseñado mucho, me has ayudado a madurar, a ver las personas que realmente valen la pena y lo siento, pero tú no eres una de ellas.

14 de diciembre de 2010

¿Y qué ha sido de esa niña enamorada, que daba y todo y nada, por sentirse afortunada? ¿Ella también perdió aquel tren, ese tren de la vida que te lleva a ser querida? Quién sabe, no creo en el destino, no creo que alguien me esté esperando al final de este momento pues nosotros mismos somos responsables de lo que hacemos y lo hagamos de la manera que lo hagamos, bien o mal, es lo que determina nuestro futuro; no hay destino para nadie. Parecen crueles palabras, pero es la verdad, tú eres dueño de lo que haces y las consecuencias que tienes con ello.

13 de diciembre de 2010

-¿Ya estás lo suficientemente contento por haberme dejado rota en mil pedazos?
-No, todo el daño que te haga nunca será suficiente.
-¿Me has querido alguna vez?
-Te quise, te amé, te adoré hasta el hecho de querer estar contigo para siempre.
-¿Y ahora?
-Ahora ya no, no eres tú, nunca serás tú la persona ideal.
-Está bien.
-¿El qué está bien?
-Te dejaré en mi corazón hasta que pienses si alguien te va a dar lo que yo te di.
-¿Y entonces?
-Si te arrepientes, volveré contigo.
-Sé que me arrepentiré.
-¿Estás seguro?
-Sí.
-Arrepiéntete ahora.
-Me arrepiento, aún te quiero...
-Ya es tarde.

12 de diciembre de 2010

Me siento estúpida haciendo este texto, pero no he podido evitarlo, tengo que desahogarme de alguna forma y ya que nadie me va a escuchar lo escribo para quien lo quiera leer.
Ha sido tanto tiempo pensando que no te quería y que no te necesitaba, tantas semanas mintiéndome. Y hoy he vuelto a caer, he vuelvo a ver en ti lo que siempre soñé, eres como la droga pues nunca voy a poder dejarte, dejar de quererte. Y si me preguntan, sí estoy llorando al escribir esto pero no puedo evitarlo, le necesito tanto, demasiado diría yo....
Lo siento, prometí olvidarte, prometí dejar de amarte y aquí estoy otra vez aferrada a un sueño imposible, algo que tuve y nunca volveré a tener. Fueron demasiados momentos guardados, demasiadas conversaciones, demasiados minutos gastados al teléfono en la madrugada, noches sin dormir...
Me repito en mi cabeza: estúpida, estúpida, estúpida, ¿por qué le dejaste que se marchara como si nada? ¿Por qué no fuiste a detenerlo estando a tiempo? Ah, no lo sé, creo que el miedo pudo conmigo o las ganas de alejarme por un tiempo. Pero ese tiempo ha pasado y te grito, te pido en un susurro: vuelve conmigo vida mía, que te quiero como a nadie.
Recuerdo que dijiste que no me fuera, pero que si quería irme yo era la única que contrololaba mi vida, y entonces te dije las palabras más hermosas que han salido de mi: tú, solamente tú, eres mi vida; y ¿entonces? Silencio, hasta que dijiste: sentiría mucho tu perdida porque quiero que estés siempre ahí. 
Entonces, ¿qué coño ha pasado? ¿Qué coño te he hecho ahora para que ni siquiera quieras hablarme? Creo que lo que pasa es que no querías estar atado a una relación, que querías tener a muchas detrás de ti pues en dos meses he podido darme cuenta de eso.
Echo de menos su sonrisa, su voz, sus ojos verdes, echo de menos todo él, soy débil y te necesito. Tan solo me falta repetir te quiero, te quiero siete veces siete. ¿Te acuerdas?
Todo empieza una tarde o una noche cualquiera, miles de desconocidos en el mundo pero frente a ti la persona más especial, comienza todo, miradas cómplices llenas de amor, primera conversación, primeras caricias y primer beso. Todo es tan perfecto o al menos lo parece, te trata como un princesa pero... entonces ocurre, te miente y te hace daño pero tú le quieres y no puedes evitar perdonarle y seguir con él. Te trata mal y él espera que le des todo. Le odias, pero no le dejas de querer y no puedes dejarle por miedo a como responderá él, conoces a otro chico, otro que te comprende, te ayuda y te quiere. 
Él se entera de que tienes otro y decide arreglarlo con los puños, en frente tienes a los dos, los quieres a ambos y no puedes evitar sentirte dividida, ellos pelean, pero ¿por qué? Por ti...
Final trágico, te quedas sin ninguno, ambos han caído y han dejado todo lo que les une a la vida, ni siquiera tú has podido detenerlo.

10 de diciembre de 2010

¿Alguna vez has sentido que esta no es tu vida? ¿Que no encajas? No sé, últimamente no me siento yo, estoy con mis amigos y me siento extraña, como si no los conociera ni ellos a mí, como una desconocida...
Y esto me está haciendo pasarlo mal y quitarme poco a poco esa sonrisa que siempre tengo en la cara. La gente me dice: eres la persona más alegre que conozco, siempre con una sonrisa en la cara y no sé qué te pasa pero no quiero que cambies. Y yo, joder lo intento pero una a sufrido tanto siendo aún tan joven que te amargas, te hace madurar pero por dentro sigues siendo la misma niña pequeña que quiere empezar a llorar y que su madre la consuele. Te corroe y no siempre se puede tapar con falsas sonrisas pues mentir para siempre es imposible y esconder tus sentimientos también.
No aguanto más, necesito gritar toda mi locura, decir que soy feliz así, que no te necesito a ti. Mi sonrisa nunca se borrará de mi cara soy feliz aunque me jodan viva, soy feliz siempre pues esa es la razón de vivir: ser feliz. Porque... si no somos felices, ¿qué nos queda? Absolutamente nada, me repito que soy feliz pues lo soy y estoy sola, no se necesitan amores estúpidos para ser feliz.

9 de diciembre de 2010

He caído, el golpe me ha dolido pero debo levantarme ser fuerte, que no se note que lo he pasado mal. Falsas sonrisas se dibujan en mi cara, no es lo que siento pero es lo que quiero. No está bien seguir llorando, mis ojos ya están hinchados no puedo ver con claridad. La muerte me tienta… pero, ¡¿qué digo?! Yo ya estoy muerta, tú te llevaste mi vida, no conseguí liberarla de ti, no conseguí olvidarte. Pero supongo que es lo que pasa cuando estás enamorada y te dicen “te quiero como amiga” y qué se supone que debo hacer pues no se puede ser amiga de alguien a quien amas. Mi mundo es tan imperfecto, no tiene luz, está todo sumido en la negra oscuridad.

8 de diciembre de 2010

Siempre estuve ahí contigo, siempre fui tu solución a todo, siempre fui tu todo. Siempre.. esa palabra puede ser de algunas maneras muy bonita: "siempre estaré contigo", sí, bonita, pero esa palabra se puede romper y puede convertirse en un nunca: "nunca estaré contigo para siempre". A veces necesitas un siempre en tu vida, alguien que te lo diga porque si no la vida se convierte en algo sin sentido. Por eso y por todo, arriesga y siempre di siempre.
Te echo de menos y sé seguro que te echaré de menos pero no voy a añorar el pasado pues es tiempo muerto. Tiempo que cayó en el olvido, que no va a volver y no vale la pena lamentarse.

7 de diciembre de 2010

   Aún huelo tu colonia, aún saboreo tus besos, tus palabras y tus versos. Tus caricias siempre quedarán marcadas en piel como fuego ardiendo pues es el calor que yo aún siento. Sus ojos, verdes como la hierba estarán marcados en mi mente por siempre. Su voz la mejor música que podría tener, que es dulce, que nunca la habías tenido así con nadie, eso era especial. Aún tengo su música, sus palabras, sus "te amaré por siempre", pero creo que esta vez siempre terminó demasiado pronto.
Hay cosas que ocurren a mí alrededor que no entiendo, pero lo peor es que nadie se va a parar explicármelas. No entiendo cómo se puede llegar a amar tanto a una persona y a los pocos días aborrecerla, es difícil de entender. No entiendo por qué hay gente que dice que estará toda la vida contigo y de la noche a la mañana desaparece de tu vida sin darte explicaciones. No entiendo esos momentos de monotonía, esas sensaciones de vacío y esas sensaciones de haber vivido ya ese momento. Y finalmente, no entiendo porque la gente llora por el amor no correspondido o por el amor acabado, lo paso está pasado, no le des más vueltas.
 No hay amor "no correspondido" si no personas que no saben aprovechar lo que tienen.

6 de diciembre de 2010

Las chicas de hoy en día llaman a todo estar "enamorada" pero se equivocan, cuando ves un chico por primera vez y le hablas no es amor. El amor son esos sentimientos de que tú darías lo que sea por esa persona que amas. Y si dices que estás enamorada por haberle visto y que te haya dicho un par de cosas te equivocas, eso no es estar enamorada, es simplemente un "me gusta". El amor es ese "algo" que te puede hacer la persona más feliz del mundo o la más triste. Sólo aquellos que lo han sentido pueden decir que están enamorados, y créeme pocas personas pueden decir que no han sufrido por amor pues el amor es al fin y al cabo, lo que nos hace vivir cada día. Puedes que muchos no opinéis lo mismo, sinceramente no me importa pues es mi opinión. Y sí yo he estado enamorada, y sí yo he sufrido y he hecho sufrir por amor. ¿Qué me arrepiento? Pues sí y no... Porque me han hecho daño, lo sé y yo lo he hecho pero es la vida que nos ha tocado, los momentos y situaciones que hemos vivido nos hacen evolucionar como personas mejores creo yo. A veces si hay momentos que me gustaría volver al pasado y poder arreglar las cosas, esos momentos de melancolía que muchas veces os he dado la plasta a muchos.

4 de diciembre de 2010

A veces dudaba en besarte, pues tenía miedo a enamorarme y cuando te fueras, no saber olvidarte. Y dudo que te haya olvidado, simplemente siempre estarás ahí fastidiándome cada noche para que mis ojos se humedezcan. Otras veces me tratas tan mal que dudo que pueda quererte y me pregunto un millón de veces: ¿cómo pude quererte? Pero todo eso se ha acabado, ¿no dicen que un clavo saca a otro clavo? Pues esta vez he encontrado un clavo de los buenos, de los que no se rompen a la mínima y sí, existen y yo tengo uno.
Un juego que quisimos empezar y nunca terminar, el por qué es fácil: porque te quise o te quiero, no estoy segura.
Y tal vez esto debía acabarse de alguna forma y no hemos sabido cómo.

      Yo no quería esto.
  
Las personas vienen y van, entran y salen de tu vida constantemente. Algunas personas te marcan, te dejan su huella siempre, y otras simplemente puedes olvidarlas en varios días. Las primeras pueden haber estado años en tu vida o apenas meses; pero son las que te dejan huella, las que mejores momentos te han regalado y las que se van dándote o no explicación de por qué se van, pero te dejan, te abandonan a tu suerte y puedes estar días llorando por esa pérdida.

3 de diciembre de 2010

¿Qué puedes hacer cuando todo se pone en tu contra? No lo vas a conseguir, no vas a conseguir olvidarle, lo sabes y él ya no te quiere, te quiso una vez pero eso fue pasado, le fallaste y se olvidó de ti. Está pasando otra vez una historia parecida, tal vez la vida sí te dé segundas oportunidades, tal vez esta vez pueda hacer bien lo que no hice antes, pero como te digo que aún te quiero que después de tanto tiempo sigo sintiendo cosas por ti..... Me vas a tomar por loca, por mentirosa y me vas a decir que por qué sigo sintiendo esas cosas. Soy estúpida, lo sé pero es que el primer amor nunca se olvida, te lo digo yo.



Se lo dedico a J.L. Él sabe perfectamente. 

2 de diciembre de 2010

¿Y qué ocurre cuando lo único que te hace salir de la cama cada mañana es saber que él estará ahí?  Siempre demasiado lejos para tocarte pero demasiado cerca para tocarte el corazón, te quiero…  eso ya lo sabes, pero hay momentos en los que dudo que tu sientas lo mismo pero en el fondo sabes que te creo… >.< Gracias por estar ahí y porque un día me encontraras.

1 de diciembre de 2010

No podemos desaparecer cuando estamos mal..

Cuando estás mal, cuando lo ves todo negro,
cuando no tienes futuro, cuando no tienes nada que perder, cuando... cada instante es un peso enorme, insostenible. Y resoplas todo el tiempo. Y querrías liberarte como sea. De cualquier forma. De la más simple, de la más cobarde, sin dejar de nuevo para mañana este pensamiento: «Él no está.» Ya no está. Y entonces, simplemente, querrías no estar tampoco tú. Desaparecer. Paf. Sin demasiados problemas, sin molestar. Sin que nadie tenga que decir: «Oh, ¿te has enterado? Sí, precisamente ella... No sabes cómo ha sido...» Sí, ese tipo contará tu final, lleno de quién sabe cuáles y cuántos detalles, se inventará algo absurdo, como si te conociera de siempre, como si sólo él hubiera sabido realmente cuáles eran tus problemas. Es extraño... Si quizá ni siquiera has tenido tiempo de entenderlos tú. Y ya no podrás hacer nada contra ese gigantesco boca-oreja. Qué palo. Tu memoria será víctima de un imbécil cualquiera y tú no podrás hacer nada por remediarlo. Sí, ese día hubieras querido encontrar a uno deseos magos: colocan un pañuelo sobre una paloma recién aparecida y, paf, de repente ya no está. Ya no está y basta. Y tú sales satisfecha del espectáculo. Quizá hayas visto bailarinas un poco más gordas de lo debido, hayas estado sentado en una de esas sillas antiguas, algo rígidas, en una sala ubicada en el mejor de los casos en un sótano cualquiera. Sí, también olía a moho y a humedad. Pero una cosa es cierta: no te preguntarás nunca adónde ha ido a parar la paloma. En cambio, nosotros no podemos desaparecer tan fácilmente. 
Ha pasado el tiempo.
Y cuando decides ponerle un final a tus sentimientos, a lo que siempre has sentido, ¿cómo lo haces?
No es tan fácil como coger una goma y borrarlo, es más difícil que pedir perdón por haber llamado tonta a una amiga cuando eres pequeña, más difícil aún que no mentir.