Bienvenidos a mi blog

BIENVENIDOS A MI BLOG, ESPERO QUE LES GUSTE
gadgets para blogger
"Pensé que se podía hacer de alguien un mundo, lo único que necesitabas. Tal vez esa persona no se merecía ser un mundo"

31 de agosto de 2012

Princesa.

Y tu,¿porqué lloras, princesa?¿Quién fue el capullo que intentó hacerte daño? Eres perfecta, tienes una personalidad envidiable, dejas huella, te entregas a los demás, no se te puede olvidar tan fácilmente. Tus lágrimas nadie las merece, nadie. ¿Que no te va bien en el amor? Al cuerno,eso no lo es todo,no necesitas a nadie. ¿Que tus amistades son una mierda? Al cuerno,puedes vivir sola. ¿Que no encajas? Al cuerno,no eres un puzzle. No trates de gustarle a nadie, por nada ni por nadie debes cambiar. Eres única por como eres, y si no te valoran es porque te envidian y quieren ser como tu. Levanta la cabeza y nunca, bajo ningún concepto, dejes que se te caiga la corona.

29 de agosto de 2012

[...]

Y día tras día, minuto tras minuto, el cerebro hace su trabajo, dejar sitio a las cosas nuevas, las más importantes y dejar que se olviden las demás, dejar que de alguna forma se olvide el pasado... al principio duele, es como una herida cuando se cierra, luego siempre estará la costra que se puede levantar en cualquier momento con cualquier misero golpe y puede hacer que sufras, que llores; más tarde, cuando la costra desaparece la herida se cierra dejando una bonita cicatriz, una batalla ganada o una batalla perdida, una forma de aprender de los errores, podemos verlo así. Y de esta forma, batalla tras batalla avanzamos, vamos haciéndonos fuertes y resistentes a las demás batallas.

Algo llamado confianza.

Confianza. Bonita palabra, ¿no? Al menos su significado lo es, implica poder tener el suficiente valor de decirle a una persona las cosas que pensamos siendo totalmente sinceros. O eso es lo que entiendo yo por confianza, que ambas personas seáis capaces de contaros las cosas sin el miedo al 'qué va a pensar de mi'. Es poder decirle a esa persona que estás mal, sin tener que forzar sonrisas; es poder llorar delante de ella.
Confianza. Se convierte en una palabra horrible cuando ya no queda nada de ella, ¿no? Cuando toda mentira, dolor o error con esa persona te ha consumido lo suficiente como para que ya no le puedas contar nada, ni si quiera tu verdadero estado de ánimo. Porque si algo está claro es que confianza y amistad vienen en el mismo pack, pues si una se rompe la otra va a ir detrás. Y si eso ocurre, más vale que te alejes, os alejéis ambas partes porque lo único que ocurre a continuación de eso es una tormenta de discusiones que a lo único que va a llevar es a algo peor.
Como final y conclusión de este desvarío de ideas: confiad, aunque os destrocen, pues es la única manera de aprender que la gente usa la confianza como le da la gana.