Bienvenidos a mi blog

BIENVENIDOS A MI BLOG, ESPERO QUE LES GUSTE
gadgets para blogger
"Pensé que se podía hacer de alguien un mundo, lo único que necesitabas. Tal vez esa persona no se merecía ser un mundo"

16 de septiembre de 2011

Hoy he visto a una persona. Una persona que me ha ayudado mucho, cuando estaba mal, que siempre ha intentado hacerme sonreír y que muchas veces... lo ha conseguido. Conozco a esa persona desde hace apenas un mes y ya es una de las mejores que conozco. La conocí por Internet y al principio solo hablábamos de tonterías, pero poco a poco fui contándole mis problemas y cómo era. Ayudándome cada día se ganó mi confianza. Yo también la ayudé, la animé bastante cuando estaba mal y me alegro por ello. Ahora mismo, sé que no verá esto porque yo no se lo voy a enseñar... pero quiero que sepa que una persona muy especial para mi y que siempre me va a tener para ella cuando haga falta. Y quiero poder darte más abrazos como los de hoy, porque gracias a ti hoy tengo un día feliz y nada, absolutamente nada, puede amargarme este día.
Gracias por ser así, te quiero pequeña.

11 de septiembre de 2011

¿Sabes? Pensé que nunca volverían a hacerme tanto daño como me has hecho tú, pensé que me había vuelto fuerte con todo esto pero veo que me equivoco, o eso o la gente va siendo más perra cada vez. Ahora mismo me vendría de puta madre que te pasara algo malo, que fueras capaz de comprender lo que siento. ¿Que te importo? No me hagas reír, por favor. Eres, no sé ni lo que eres, me besas, me abrazas y desapareces... ¿A qué crees estás jugando? Porque eso hace daño y ahora no me vengas con el que no sabes, cuando no te interesa hablar de ello nunca sabes nada. Pero, ¿sabes qué? Que no voy a cumplir el favor que me pediste porque nada va a ser igual, no esperes que te mire a la cara y sonría, que te de dos besos como si no hubiera pasado nada. Eres increíble, increíblemente gilipollas. No quiero tus lo siento, porque a veces es demasiado tarde parra arrepentirse, y ahora es una de esas veces. No me vuelvas a hablar, porque si lo haces peligrará nuestra "amistad" que crees que tenemos.
Un beso, pero este a diferencia de los tuyos, es de verdad.
Ahora, en este preciso momento lo mandaría todo a la mierda, sin más y sin darme igual lo que pasara. Está claro que no tengo suerte si se le puede llamar de alguna manera. No entiendo nada y por muchas explicaciones que me des todo va a seguir igual. Lo siento, ¿qué sientes? Cuando esas palabras de rompen por dentro, hacen que te sientas como una auténtica mierda, ¿qué se supone que debes hacer? Dejar que todo siga como está y esperar que sea algo bueno o intentar arreglarlo por ti misma. Pues no lo sé, no quiero saber, creo que nada es lo que merezco... ¿Tan cabrona he sido hasta ahora? Creo que lo que está pasando me responde perfectamente.
Gracias por hacerme ver lo mala persona que soy.