Bienvenidos a mi blog

BIENVENIDOS A MI BLOG, ESPERO QUE LES GUSTE
gadgets para blogger
"Pensé que se podía hacer de alguien un mundo, lo único que necesitabas. Tal vez esa persona no se merecía ser un mundo"

30 de noviembre de 2010

[Es una canción, pero es que me siento identificada]

Si supieras que voy detras de ti te darias cuenta de que estoy aquí.
Pasa el tiempo y no se que hacer, observo tus fotos y te quiero tener.
Hoy me despierto es un nuevo día, pero lo mismo de siempre.
Vivir así es una condena que solo me lleva a ti. Me paso tantas horas observándote que creo soñar estando despierto.
Ya no aguanto más, son días y días y nunca te puedo alcanzar.
Y es que yo no sé cómo poderte hablar, cómo decirte que me muero por ti, no sé como decirlo, cómo puedo hacerte saber que existo.
Y es que yo nose como poderte hablar, ni si quiera se como acercarme a ti, no sé como hacerlo, tengo miedo.
Me levanto cada día sin saber, solamente esperandote a ver. Quizás cada mañana tu imagen se graba y cuando me duermo vuelve a renacer.
Hecho tanto en falta vivir en la infancia y no depender de si me quieres o no, pero yo no puedo dar marcha atrás.
Quizás mi destino seamos tu y yo, pero no se cumplirá, nunca llegará el final porque yo solo soy otra más.

29 de noviembre de 2010

Sí, estoy llorando y sí lo estoy pasando mal, pero no me preguntes por qué pues no lo sé. Creo que son demasiadas cosas: amistades fracasadas, recuerdos que quisiera olvidar, sentimientos que no se van…
Yo no puedo hacer más que lo que está en mi mano pero es como si nunca fuese suficiente, siempre necesitan más y más de mí y yo no soy eterna. Intentas ser feliz y te dices que ya lo eres, te mientes, te engañas pero es lo que en el fondo quieres; engañarte para seguir adelante. Pero a lo mejor no puedes seguir adelante, estás en un agujero sin salida y sólo te pueden sacar si te tienden una mano. Un simple ¿estás bien? ¿Te ayudo? Pero esas preguntas son difíciles de hacer por lo que parece.
Lo siento, es demasiado para mí.
Voy a sonreír como si nada estuviese mal, hablar como si todo estuviese perfecto, pretender que es un sueño, y hacerte dar cuenta de que no me haces daño y es que ser valiente o ser cobarde se trata de uno mismo, cada uno marca sus fronteras, lo que quiere ser día a día, cada uno es lo que quiere ser.

27 de noviembre de 2010

El pasado siempre vuelve, lo queramos o no. Le quisiste, le amaste, le adoraste, le aborreciste, le insultaste y se acabó. Pero pasa el tiempo y le ves de nuevo siendo feliz con otra que no eres tú, se lo dices, que no soportas verle así si no eres tú la que está ahí. ERROR, te caerá la pregunta: ¿aún me quieres? Y ahí es donde te das cuenta de que tiene razón, que no le has olvidado, que le quieres, aunque no de la misma forma que antes pero le quieres. Como una tonta le contestas que “sí” y él te dice que no puede hacer nada, que ya no te quiere, que le hiciste daño y no te quiere ver. Entonces, en ese momento tu corazón muere, se rompe en mil pedazos y es cuando hace falta más que tiempo y llantos para volver a reconstruirlo.

26 de noviembre de 2010

Sabes que dejar que las lágrimas salgan de tus ojos, sabes que pasarlo mal y sabes que enfadarte por todo sin motivo... no te van a devolver lo que antes fue, acéptalo él se ha ido, se ha ido para siempre, aunque aún diga que te quiere sabes que no será lo mismo.... le has fallado y eso está guardado muy muy dentro de su ser y del tuyo.... no le puedes pedir que olvide pues es imposible que olvide que un día te amó y tú le mentiste, le diste por culo y te distes demasiado tarde de que su sentimiento, sí ese que se llama amor, era mutuo. Te repites una y otra vez estúpida, estúpida, estúpida... te lo repites hasta que no queda parte en tu cabeza que no se escuche esa palabra. Aunque ya es tarde, dile te quiero, aunque te mande a la mierda, díselo... sabes que él muy dentro sigue sintiendo lo mismo y que no te ha podido olvidar pero no... tiene demasiado rencor hacia ti como para decírtelo, demasiado dolor le hiciste ya. Cómete tus palabras y se tú la que por una vez... pida perdón, se arrepienta.
  No soy esa clase de amigas que te llaman todos los días para hablar de cosas porque simplemente no te voy a contar nada nuevo, ni las que si no le cuentas algo te va a perseguir para que se lo cuentes. No soy esa clase de amiga que va a intentar solucionarte los problemas, yo te doy mi opinión y nada más porque si para algo es problema tuyo es para que lo resuelvas tú sola. Tampoco soy esa clase de amiga que te va a dar besos y abrazos todos los días. Simplemente soy esa clase de amiga que va a estar contigo cuando estés mal, que es capaz de sacarte una sonrisa cuando los demás no pueden, la que siempre te va a apoyar en todo lo que pueda y a la que le puedes contar todo porque ella no lo va a decir. Pero también soy esa clase de amiga que se enfada por cualquier cosa de mal gusto y para volver a recuperarla hace falta más que un simple perdón.



25 de noviembre de 2010

Estúpida enamorada

No voy a suplicarte para que vuelvas, cuando quieras volver será porque te has dado cuenta de lo que ya yo llevo seguro un par de meses, que te quiero y tal vez no sea suficiente para ti. Debo ser poca cosa para ti, algo insignificante… No me sirve que me digas que te importo, que quieres que siempre este ahí para ti, tienes que demostrarme el por qué te importo, el por qué me quieres. Son demasiadas preguntas que no me contestas, me cambias de tema pero quiero una razón un por qué debo quedarme a tu lado. No entiendes que no puedo ser amiga de alguien a quien amo, creo que tú puedes opinar igual o quizás ya no. Ya sabes que no se me da bien esto de expresarme… Fue una pregunta buena cuando te dije que no puedo ser amiga de quien amo: “¿quieres… quieres distanciarte?” no, no quiero eso, aunque tampoco quiero que el tiempo haga que me olvides que te olvides de que un día tuvimos algo y no quieras continuarlo. Pero lo que te sigue haciendo que estés enganchada a él es su forma de decirte: “quiero que cuando vuelva estés que siempre estés ahí... no quiero perderte”… Y yo como una tonta enamorada sigo aquí sufriendo porque cada día me hable, porque no viene, ¿le habrá pasado algo? !Ah! Y que nunca falten los celos, el día que no tenga celos deberás preocuparte pues significará que he dejado de quererte que no importas o que tan solo he conseguido ocultarte lo que siento. Pero si de verdad te importo tan en cuenta que la vida no es más que segundas oportunidades, ahí queda eso…