Bienvenidos a mi blog

BIENVENIDOS A MI BLOG, ESPERO QUE LES GUSTE
gadgets para blogger
"Pensé que se podía hacer de alguien un mundo, lo único que necesitabas. Tal vez esa persona no se merecía ser un mundo"

8 de octubre de 2012

Le echamos la culpa a que la magia se nos acabó, a que la desconfianza nos puede, a que terceras oportunidades no son lo mismo. Nunca sabemos exactamente lo que ocurre con las relaciones, simplemente sabemos que llega ese día fatídico en el que todo cambia y pasas de tener todo, absolutamente todo, a no tener nada, a quedarte en la peor de las situaciones. En ese momento todas las palabras, recuerdos y promesas chocan contra nosotros haciendo añicos todo, cada parte de nuestra alma se rompe, se desintegra. Cuánto daríamos por una máquina que nos llevara al pasado en ese momento, ¿verdad? Que nos llevara a cuando eramos felices, a cuando todo parecía eterno y no se veía el final desastroso. Pero no existe, debes volver a la realidad, porque las cosas son así... Las cosas empiezan y terminan, sobre todo las relaciones. Después de eso qué, qué te queda con esa persona. ¿Amistad? ¿Llega a haber amistad después de haber querido tanto a alguien? Lo dudo, lo único que existe es rencor, tristeza y un montón de sentimientos de que el pasado se repita. No puedes ser amigo de alguien a quien quieres más que a nada pero ninguno de los dos va a ceder, no habrá relación, no habrá amistad. Y así es cómo día tras día parejas que, separadas normalmente por no luchar por lo que quieren, terminan, sin más. Ya nada puede hacerse. Ahí es cuando el tiempo viene y hace su efecto: acunarnos en la más remota de las soledades, intentando que la herida sane. Nunca sana, esa es la triste verdad. Pasará un tiempo y creerás tenerlo olvidado pero sabes que no será así, jamás, el más pequeño de los detalles te recordará a esa persona. Y la herida se abrirá, y sentirás como si mil gotas de alcohol cayeran en una herida física. Y seguirás sin poder hacer nada, esperar. Pasará más tiempo y esa persona volverá; podríais volver a intentarlo, ¿no? Claro. Pero ambos sabéis que no acabará bien pues el tiempo consumió el poco amor que podría quedar, solo queda dolor. Ese momento hace que sea hora de decir 'Adiós' porque decirlo significa olvidar y olvidar es lo que ambos necesitáis. Una vida nueva.

No hay comentarios: